La casa de Viacha

Viacha
Estatua de Ballivián

Que me trajo no pocos sinsabores y que me ayudó a conocer el otro lado de algunos conocidos.
La abuela Leocadia que vivia en Viacha (población cerca de La Paz, un pueblito frio y tétrico) tenia en su vieja casona unos inquilinos (los Subieta) por varios años, por su edad ella se fue a vivir con una de sus hijas.
La familia inquilina no vió mejor oportunidad que esa para ocupar toda la casa.

«Como has puesto a tus hijos en el mejor colegio del pueblo» Fernando me recriminaba mi estancia en Viacha, toda la familia se habia violentado cuando se enteraron que yo (por encargo de mi madre) habia vendido la casa de la abuela. La casa ocupada por los Subieta y que por mas de 10 años nadie los pudo sacar, por falta de tiempo y/o por falta de interés la numerosa familia (la mia) – ahora formada de hijos y nietos de 7 hermanas de las cuales sobrevivian solo dos – a nadie le importaba parecia que la inercia tenia nomás como destino que los inquilinos se quedaran con la casa.

Cuando antes de partir les consulté acerca de mi partida a Viacha, a todos los que encontré, ellos, todos sin excepción estaban de acuerdo en que: Claro pues Pancho si los sacas la casa es tuya… en su fuero íntimo nadie pensaba seriamente que se los podia mover y menos desalojar a los Subieta de allá. Sin pensar que mis padres ya habian gastado mas de tres mil dólares en trámites, impuestos, abogados (uno de ellos resultó un estafador) y comunicaciones.

Ninguno se animó a gastar ni un peso en la incierta aventura de sacar a duros inquilinos. Los 3000 dólares gastados pertenecian a mis padres claro.
Vendí mi casa en Cochabamba, y me disponia a irme a radicar a Santa Cruz ahi intervino mi madre… hijo con tu padre hemos gastado harta plata y andá antes a Viacha a recuperar la casa de la abuela de los Subieta. Asi recuperaremos nuestra plata.

Viacha es un pueblito del altiplano boliviano cerca de La Paz, en las cercanias tuvo lugar la batalla de Ingavi. Se dice que fue la que selló la independencia de Bolivia. El Perú tenia pretenciones sobre la soberania boliviana sobre todo Agustin Gamarra presidente peruano que murió en esa batalla. El general que comandaba el ejército boliviano el general José Ballivian tiene un monumento en la plaza del pueblo.

Tuve que encaminar a la familia a tan incierta misión… antes para cerciorarme consulté una vez mas a los primos que vivian en Cbba y a la tia que también allá moraba. Sin dudarlo me dijeron andá nomás haber si recuperas esa casa será pues tuya. Quien pensaba que era posible desalojar a esos inquilinos? nadie. En Bolivia eso es muy dificil puesto que no hay leyes para desalojar a inquilinos incómodos (o por lo menos no habia). Nos fuimos la familia completa a Viacha… fuimos a la casa y ocupamos el último cuarto que allá habia. Era un cuarto grande, como las casas antiguas le aumenté un mezanine donde improvisé un dormitorio para todos. Inscribí a los chicos en un colegio cercano y empezamos a tratar de negociar….. charlas largas y estériles que parecian no tener fin. El costo de vivir allá subia cada dia, les hice una oferta para que se vayan. Hubo un tira y afloje pero al final llegamos a un acuerdo. Yo siempre pensando que valia la pena puesto que la casa seria mia… no contaba con la mezquindad y angurria de mis queridos parientes. Apenas se enteraron de la venta empezaron a gritar, a insultar con todo calibre de vocabulario. Se olvidaron que supuestamente la casa era mia, que vendi otra casa para ir a Viacha, que fuimos estafados por un supuesto abogado (DANTE HERNÁN PEREIRA que merece un capítulo aparte), en fin se olvidaron de todo. Tuve que negociar la plata de la venta y repartirles la plata restante… y hubo quienes piensan que les robé (todavia). Ahh me olvidé descontarme el mezanine pero asi y todo creyeron firmemente que les mentí. Bueno, asi son las cosas como dicen: «El ladrón cree que todos son de su condición» Por lo que la expedición a Viacha constituyó una verdadera pérdida de tiempo y dinero. Algunos parientes se enojaron eternamente. Estuvimos allá como 11 meses.
Un terrible error fué no haber tenido por escrito la promesa que la casa iba a ser para mi en caso de desocuparla.

La última carta

(de un anciano para otro)

Oscar Hemingway
Premio Nobel de Literatura

https://youtu.be/W-Hc5abSVHA  – Apache

https://youtu.be/Yv9PnHsEGas  – La Balsa

Para oir mientras lees.

Varios compañeros ya partieron y nosotros estamos en la fila… no sé tu pero yo como próximo viajero me preparo. Me preparo arreglando todas mis cuestiones financieras para que no puedan incomodar a los que se quedan. Devolviendo si tengo algo prestado o reclamando algo que es mio, llamo para disculparme si a alguien le hice mal queriendo o sin querer…  en fin quiero tener paz en mi alma para partir sin cargas.  También escribiré algo para los mas chicos de mi familia  que todavía no me conocen para que un dia sepan de mi. Me hubiera gustado que mis antepasados hubieran dejado algo asi para mi, ahora se puede dejar fotos y videos con un poco de nosotros.. siempre va ha haber quien lo lea algún dia.

Escribiré una especie de biografía corta, con fotos y música que acompañen el relato, no olvidaré amigos, anécdotas, poesías, paisajes como puede ser un poco largo comenzaré cuanto antes.
Estoy seguro que asi recordaré cosas que había olvidado y personas que se perdieron en el tiempo y tal vez pueda encontrarlos para cruzar un par de palabras, ahora que las comunicaciones lo permiten.  Además eso se puede hacer mientras volvemos a oir a los Ventures, o a los Gatos, música de nuestra época. O Palito Ortega, Leo Dan etc.
Finalmente (ahh olvidé decir que antes de todo una lista de tareas para no olvidarse)
No olvidar antiguos amores que están por ahí y que de una u otra forma compartieron momentos de nuestra existencia. Por lo menos despedirnos puesto que seguramente ya no las veremos mas.
Y no te amargues  puesto que no sirve de nada y nada se puede hacer al respecto.
Un abrazo y cuídate en esta pandemia.

Médico a los EEUU

Apuntes de un anciano

Deudas y obligaciones (2e)

Deudas y obligaciones inconclusas que recuerdo a lo largo de mi vida, estas son deudas que no cobraré (al menos no creo) y/o obligaciones que sobretodo familiares piensan que debo pero que naturalmente no pagaré porque la verdad es que no existen.

Ramiro Oporto
praça dom Feliciano.

Como si fuera hoy recuerdo a Fredy Fernandez volviendo de su año de provincia en Chorolque listo para tramitar su título como médico cirujano a nivel nacional. Mas o menos en 1975 para conmemorar el acontecimiento nos fuimos a un boliche a comer un platito regado con su correspondiente cerveza, en esa época solo habia la paceña muy buena además hay que decirlo. Tuve que invitarle puesto que él se encontraba en una etapa de rabioso ahorro debido a sus planes futuros. Planes que tenian que ver con su inmediato viaje a los EEUU para ejercer allá como médico.

Resumiendo, me costó como 200 dólares que tuve que prestarle, el futuro médico americano se fue y nunca mas lo volví a ver.

En su descargo debo contar que él llegó a USA. Intentó aprobar el exámen para médicos (para lo cual habia estudiado intensamente inglés y las materias correspondientes). Le fue mal, al año siguiente lo volvió a intentar y también le fue mal, lo intentó otra vez y otra con el mismo resultado, finalmente una decisión que lo describe totalmente ingresa a estudiar medicina en los EEUU. Se tituló allá…. muchas felicidades.
Mis 200 dólares? no sé y tampoco puedo cobrarlos. Hasta ahora deben ser como 2000 dólares… que pena no?

A Buenos Aires por zapatos.

Av. 9 de Julio
Vista nocturna

Mamá, es buen negocio los zapatos en Buenos Aires son muy finos y están re-baratos porque el dólar – cuando no – está por las nubes. Será hijito?
Dña Raquel estaba medio incrédula ante la insistencia del hijo era allá por los años 70, cuando no existian esos términos raros como «empoderamiento» y ridiculeces que se usan hoy como maravillas dando palabras un tanto complicadas para términos simples como «aperturar» en lugar de abrir.

La única forma de ir de Oruro a Buenos Aires era por tierra y por tren, pasando por Uyuni y hasta la frontera Villazon, una vez en territorio argentino viajecito de casi una semana por tren.. cansador pero entretenido. Además mi mamá en poco tiempo se olvidará o haber como hago necesito esos diez mil dólares (de esa época, ahora debe ser como 45000..!!) El hijo ya habia notado que su mamá estaba perdiendo la memoria muy rápidamente. Este Antonio era un malandrin mismo, además era muy apuesto…. sus amigos le decian El Bello Antonio por una película de un mujeriego italiano y por su suerte con las chicas. Era la época de las peliculas italianas del espagueti western de «lo buen lo malo y lo feo»

o de Bud Spencer y Terence Hill

Esta imagem possuí um atributo alt vazio; O nome do arquivo é trinity.jpg

Buena época y Antonio estaba endeudado y necesitaba plata además la mamá se olvidará… terminó de convencerla además aprovechando que ninguno de sus seis hermanos estaba en la ciudad…. no contaba con la cuñada mujer de uno de sus hermanos que oia y gravaba mentalmente todo. Sin embargo no tenia el espíritu ni las ganas para meterse en lios y prefirió callar.
Se fué a Buenos Aires estuvo como un mes y volvió como si nada… los zapatos? que zapatos, todos habian olvidado el asunto. Los cálculos no fallaron la mamá olvidó todo. Que buena maniobra!

Dante Hernán Pereira

Juego de mesa
Popular entre las señoras de Bolivia

Si, ese es el nombre de mi hijo que es pues abogado y vive en Viacha casi murmuraba Dña Alicia mientras arreglaba sus cartas en la sesión de Ramy Canasta que reunia a muchas damas de mediana y avanzada edad periódicamente el Rotary Club de Cochabamba. Pero se lo voy a anotar en un papelito Dña Paty con todo gusto pues se lo hará el trámite para sacarlos a esos inquilinos que quieren eternizarse en esa casa. Ay si pues, es un abuso tantos años y no quieren salir…
De esta manera todos los documentos de la casa esa fueron a parar a manos del supuesto abogado, del que después de dos años de gastar en impuestos y en comunicaciones se descubrió que no era abogado, sino estudiante de derecho que ya estaba por salir, lo grave era que no pagó nada se farreó toda la plata y bien gracias… Resolvimos iniciarle una acción judicial… larga y costosa y cuando ya estaba a punto de culminar: Por favor Dña Paty mi mamá me va a garantizar, si yo le voy a garantizar no le haga ese daño a mi hijo único. Bueno pues que firme aqui una garantia. Si yo le voy a pagar poco a poco cada mes le mandaré un poco a ustedes….

El primer mes no pagó nada, el segundo tampoco corria el tercer mes cuando nos avisan que Dña Alicia murió de cáncer… que ya tenia dos años de enferma, que desgracia este tipo es un maleante de la peor especie..!! Un maleante de siete suelas…
Hay que reiniciar el juicio… «tarde piace» el expediente habia desaparecido. Este mundo es injusto encima el tipo estaba de gerente de una de las principales empresas de Bolivia.